Facebook do Portal São Francisco Google+
+ circle
Home  Pues Me Distes Tal Herida, 1668  Voltar

Pues me distes tal herida (1668)

Redondilhas de Luís Vaz de Camões

Cantiga

a este moto:
Ojos, herido me habéis,
acabad ya de matarme;
mas, muerto, volve á mirarme,
por que me resucitéis.

VOLTAS

Pues me distes tal herida,

con gana de darme muerte,

el morir me es dulce suerte,

pues con morir me dais vida.

Ojos, ¿qué os detenéis?

Acabad ya de matarme;

mas muerto volved á mirarme,

por que me resuscitéis.

La llaga cierto ya es mía,

aunque, ojos, vos no queráis;

mas si la muerte me dais,

el morir me es alegría.

Y así digo que acabéis,

ojos, ya de matarme;

mas muerto, volved á mirarme,

por que me resucitéis

Fonte: www.bibvirt.futuro.usp.br

Sobre o Portal | Política de Privacidade | Fale Conosco | Anuncie | Indique o Portal